La segunda generación del Clase SLK (código de chasis R171) está a la venta desde el año 2004, en diciembre de 2007 se han comercializado un total de 185.000 unidades. Las cajas de cambios disponibles son una manual de seis marchas y una automática de siete marchas.

Los motores son un cuatro cilindros en línea de 2.0 litros con compresor y 163 CV (en el SLK 200 Kompressor; luego 184 CV), un seis cilindros en V de 3.0 litros y 231 CV (SLK 280), un seis cilindros en V de 3.5 litros y 272 CV (en el SLK 350; luego 305 CV), y un ocho cilindros en V de 5.4 litros y 360 CV (en el SLK 55 AMG).

A finales de 2007 se introdujo una reestilización que según Mercedes-Benz introduce modificaciones en 650 elementos. El frontal del SLK se ha modificado buscando un perfil más puntiagudo.


La versión de acceso a la gama es el SLK 200 Kompressor, en la nueva versión el par motor ha aumentado en 10 Nm. presente desde un régimen más bajo de revoluciones. Con este nuevo propulsor este modelo acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos, 0,3 segundos menos que su predecesor. Presenta un consumo medio de 7,7 litros, un litro menos que su predecesor y unas emisiones de CO2 de 182 gramos, 209 gramos en el anterior SLK 200 Kompressor.

En esta última versión Mercedes ha introducido por primera vez en el SLK el Linguatronic, un dispositivo que ejecuta diferentes acciones mediante las órdenes de voz.