Está a la venta desde 33.905 € (precio, equipamiento y ficha técnica) sólo con carrocería de tres puertas. Por potencia queda detrás del Focus RS500 (350 CV).

Lleva un motor turboalimentado de 2,5 litros y 305 CV , evolucionado respecto al que tiene el Focus ST, y es de tracción delantera.

No me parece equiparable al resto de coches potentes semejantes —por tipo de carrocería y potencia— que actualmente hay en el mercado. El Focus RS es indicado para quien quiera un auténtico deportivo lo cual tiene ventajas e inconvenientes, en función del uso al que vaya destinado. Lo positivo es que sobresale por su extraordinaria agilidad en curvas lentas y el inconveniente más claro es que puede tener reacciones demasiado exigentes para un buen número de conductores.


El Focus RS también es muy rápido en recta debido a que su motor tiene mucha fuerza, aunque —según nuestras mediciones— su capacidad de aceleración no es sensiblemente mayor que a la de algunos coches menos potentes y menos costosos, como el SEAT León Cupra .


Tiene buena motricidad para tratarse de un vehículo tan potente de un solo eje motor, aunque en ciertas circunstancias —por ejemplo, en una carretera lenta y muy poco adherente— un coche de tracción total transmite mejor la fuerza al suelo, si se acelera a fondo en marchas cortas.

Según Ford, el Focus RS no tiene un sistema de tracción total porque influiría negativamente en el peso (a pesar de ello, no es un coche ligero; 1.486 kg en condiciones de homologación) y, por lo tanto, en el consumo. Según nuestras mediciones tiene un consumo relativamente alto conduciendo a ritmo suave y muy alto cuando se aprovecha toda su capacidad de aceleración. Actualmente Ford no tiene turismos con tracción total.

Su capacidad de frenada no está a la altura del resto de sus cualidades dinámicas. Para detenerse completamente desde 120 km/h necesita una cantidad de espacio relativamente grande y similar a la de vehículos que tienen mucha menor potencia (tabla comparativa de frenadas).

El Focus RS tiene varios inconvenientes para un uso cotidiano: tiene una amortiguación muy dura, unos asientos que dificultan la entrada y salida del habitáculo (tanto a las plazas delanteras como a las traseras), necesita mucho espacio para maniobrar y su autonomía es escasa porque su consumo puede ser alto.


Exteriormente, el RS se distingue por diversos cambios con respecto al resto de la gama Focus. Así, los pasos de rueda son más anchos (igual que las vías), bajo los faros hay unas entradas de aire, el capó tiene unas salidas de aire caliente del vano motor, los paragolpes son distintos (el trasero lleva un difusor y dos salidas de escape) y tiene un alerón de gran tamaño en el techo. Además, lleva unas llantas específicas de 15 radios y 19 pulgadas.

El Focus RS, que se fabrica en Saarlouis (Alemania), es el segundo Focus en llevar la denominación RS. El primero fue éste, que estaba basado en el Focus lanzado en el año 2000. Del Focus anterior a la actual generación no hubo versión RS.