El modelo RS se diferencia del resto de la gama TT por las entradas de aire frontales, las llantas de aleación, un alerón fijo en la parte trasera y un nuevo difusor trasero.

Debajo del capot Audi colocará un motor turbocharged de 2500 cm3 con inyección directa de gasolina que genera una potencia de 340 hp.

El Audi TT RS Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 4.6 segundos, mientras que la versión Roadster necesita una décima de segundo mas. La velocidad máxima esta limitada a 250 km/h, pero Audi ofrece una opción de subir la limitación de la velocidad a 280 km/h.

El motor de cinco cilindros marca el regreso de Audi a los motores de cilindrada impar. Esto es importante para la compañía porque tiene una larga tradición en este tipo de motores.


Anuncios