La versión 2009 del Audi A3, mejora discretamente su exterior estéticamente, equipamiento y algún aspecto de poca importancia de su interior. También, hay una novedad importante y es que la versión S3, la más deportiva, puede adquirirse también en carrocería de 5 puertas (S3 Sportback).

A nivel estético el Audi A3, la novedad más conocida es la incorporación, en caso de que monte faros de xenón, de unos diodos LED luminosos que hacen de luz diurna y que ya disfrutan algunos otros modelos de la marcas desde hace algún tiempo. Su portón posterior cambia levemente en la carrocería de 3 puertas, es por ello por lo que pasa de medir 4.214 mm a 4.293 mm. Finalmente, nos encontramos los nuevos paragolpes, ambos con ligeros cambios.


El Audi A3 cuenta con un equipamiento compuesto por tres niveles: Attraction, Ambition (suspensión deportiva, llantas de 17 pùlgadas, asientos deportivos, etc) y Ambiente (sensor de luz, control de crucero, sensor de lluvia, paquete iluminación interior, etc. Los niveles de equipamiento mencionados pueden equipar el kit S Line, que aumenta la estética deportiva en el interior y en el exterior.

La motorización del Audi A3 2009 se sigue componiendo de tres motores diésel y cinco motores nafteros. En la gama naftera, nos encontramos el 1.6 de 102 CV como motor de acceso a la gama, 1.4 TFSI de 125 CV, 1.8 TFSI de 160 CV, 2.0 TFSI de 200 CV y como tope de gama el 3.2 V6 de 250 CV (exclusivamente asociado a tracción Quattro). En diésel, tenemos el 1.9 TDIe de 105 CV (de bajo consumo: 4,5l/100 km) y el 2.0 TDI de 140 y 170 CV. Todos van asociados de serie a una caja de cambios manual de 6 velocidades, exceptuando los dos motores menos potentes: 1.6 de 102 CV y 1.9 TDIe de 105 CV, que van asociados a una caja de cambios manual de 5 velocidades.


Opcionalmente, el motor naftero 1.4 TFSI de 125 CV y el 1.8 TFSI de 160 CV, pueden asociarse a una caja de cambios de doble embrague S-Tronic (DSG) de 7 velocidades. Además, a excepción del motor menos potente en gasolina y diésel, podrá contar opcionalmente con una suspensión de dureza variable denominada Audi Magnetic Ride que ya se encontraba disponible anteriormente en el Audi TT de segunda generación.