El Volkswagen Scirocco R es la versión más potente de la gama Scirocco. Tiene un motor de gasolina de 265 CV (más información técnica del motor) y tracción delantera. Va asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o, si se paga por separado, a una automática «DSG» de seis relaciones. Su carrocería e interior tienen ciertos detalles exclusivos (más información).

Está disponible desde 33.900 € (todos los precios). Es un precio mucho más elevado que el de un SEAT León CUPRA R (con el que comparte motor) y que un Renault Mégane Renault Sport. Un Audi S3 o un BMW 130i son  más costosos. Todos ellos tienen una carrocería que en km77.com calificamos como «turismos de tres o de cinco puertas». El Scirocco lo tenemos clasificado como «cupé». Actualmente no hay ningún cupé de más de 250 CV menos costoso que este modelo.
https://cejual.files.wordpress.com/2010/04/volkswagen_scirocco_r_4332_3.jpg”

Su carrocería presenta varios inconvenientes para quien valore la funcionalidad: sus plazas traseras son poco espaciosas y sólo tiene dos. También presenta alguna desventaja práctica la altura de su carrocería; para entrar o salir del habitáculo hay que doblar más el tronco que, por ejemplo, en un Volkswagen Golf (que además se puede elegir con carrocería de tres y de cinco puertas).

Por sus cualidades dinámicas, me parece que el Scirocco R es el modelo que más se merece la calificación de deportivo de todos los que actualmente Volkswagen tiene en venta, por encima del Golf R. En km77.com cuando usamos esta denominación no tenemos en cuenta el aspecto de la carrocería de cada coche (definición de deportivo).

El Scirocco R también me parece el modelo menos cómodo para un uso diario porque es ruidoso y, sobre todo, porque es muy duro de suspensión. La unidad que conduje con llantas opcionales de 19” (con neumáticos 235/35) transmitía con fidelidad a los ocupantes las irregularidades de la carretera. Es posible, aunque no lo he probado, que con las llantas de serie de 18” (neumáticos 235/40), las irregularidades lleguen más atenuadas porque esos neumáticos tienen un perfil mayor (tienen más espacio entre la llanta y el suelo).

La unidad que he probado del Scirocco R tenía la suspensión de dureza variable «DCC». Esta suspensión es una opción y permite elegir, además de tres programas predeterminados, un ajuste automático del grado de dureza de los amortiguadores en función de las condiciones de la carretera y el estilo de conducción (más información de la suspensión «DCC»). Incluso en el ajuste más blando, la carrocería se mueve con fuerza al sobrepasar irregularidades.

Para circular por carreteras que no tengan el asfalto en perfecto estado un Golf R me parece más apropiado. Con la suspensión de serie (de dureza fija) me parece que su carrocería tiene movimientos más suaves que la de un Scirocco R con la suspensión de dureza variable en el ajuste intermedio.

Para un uso en circuito con asfalto seco (que es como lo he conducido) un Scirocco R me parece superior que el Golf R para circular a la mayor velocidad posible. Esta afirmación está basada en sensaciones, porque no he tomado el tiempo por vuelta en cada caso. En el Scirocco R, el intervalo entre que el conductor mueve el volante y el coche empieza a cambiar de dirección es más breve que en el Golf R. Además, en el Golf R el movimiento de balanceo de la carrocería es mayor. La sensación que me ha quedado es que al Scirocco R le cuesta menos entrar en las curvas más cerradas y que es más preciso porque responde mejor a los movimientos de volante.

Una diferencia entre los dos modelos es que el Golf R tiene tracción a las cuatro ruedas y el Scirocco sólo la tiene a las ruedas delanteras. En las condiciones en las que pude conducir los dos coches, en asfalto seco, no tenía la sensación de que la tracción total supusiera una ventaja evidente. Si con el Scirocco R se trazan bien las curvas y se acelera progresivamente a la salida no hay pérdidas muy grandes de tracción. La ventaja más clara de la tracción total se dará si es necesario acelerar mucho sobre superficies muy deslizantes o para salir desde parado aprovechando toda la potencia del motor (algo que no forma parte de una utilización normal). Según datos oficiales facilitados por Volkswagen, en la medición de aceleración hasta 100 km/h con salida parada, el Golf R es más rápido, a pesar de que es más pesado (ficha comparativa de los dos modelos). Es posible que esta diferencia se deba a que en los primeros momentos de la arrancada el Golf tenga más capacidad para transmitir la fuerza al suelo.

En el Scirocco R, igual que en el Golf R, los datos homologados de prestaciones y consumo son más favorables con el cambio automático «DSG» que con el manual (ficha comparativa). En ambos casos, la velocidad máxima está limitada a 250 km/h.

Comparte motor con el Audi S3 y el SEAT León CUPRA R. Este motor en el Scirocco R también me ha parecido que tiene una respuesta sobresaliente al acelerador en marchas largas o cortas, con toda la fuerza que cabe esperar de la potencia que anuncia. Además su uso es muy agradable porque responde de forma inmediata a cada solicitud del acelerador, lo que facilita su uso en condiciones cotidianas y lo hace de forma muy satisfactoria.

El Scirocco R me parece un coche ruidoso porque produce un sonido fuerte al acelerar (del sistema de escape o del motor, no lo he conseguido distinguir bien). El ruido de rodadura debido al contacto de los neumáticos con el suelo (al menos con llantas de 19”) también es molesto.

Equipamiento

El Scirocco R lleva de serie seis airbags, control de estabilidad, faros de doble xenón con iluminación adaptativa y climatizador de dos zonas, entre otros elementos. Opcionalmente puede llevar techo panorámico, navegador con pantalla en color, asistente de arranque en pendiente o suspensión de dureza variable (fichas de equipamiento). No lleva faros antiniebla.

El control de estabilidad tiene dos modos de funcionamiento: «Normal» y «Sport». Este último, desconecta el control de tracción y permite un mayor deslizamiento de las ruedas antes de entrar en funcionamiento. No se puede desconectar por completo.

El control de tracción tiene una función («XDS») que simula la acción de un diferencial delantero de deslizamiento limitado (en curva, cuando una rueda pierde adherencia, el sistema interviene para frenarla y evitar que el coche subvire).

El equipo de frenos tiene dos diferencias fundamentales respecto al del resto de versiones del Scirocco: los cuatro discos son ventilados y tienen un tamaño mayor (345 mm de diámetro los delanteros y 310 mm los traseros). Las pinzas de freno delanteras son específicas para esta versión. Están pintadas en color negro y llevan el logotipo «R» (imagen).

Otros detalles

El Scirocco R ha sido diseñado por Volkswagen Individual, un departamento de la marca encargado de personalizar ciertos modelos como el Touareg o el Passat, entre otros.


Scirocco es una denominación que Volkswagen utilizó entre 1974 y 1992 en otro cupé de tres puertas (galería de imágenes). Fue sustituido por el Corrado (imagen). En algunos mercados convivieron varios años ya que el Corrado fue lanzado en 1988.

Anuncios